SE VIENE EL NUEVO DISCO!... #2014
gadgets para blogger

lunes, 7 de noviembre de 2011

Consulta Popular: Cumbia, Tradición y el Sexo Femenino.

El atento lector habrá notado, de haber hecho una lectura rigurosa y detallada de lo escrito hasta aquí por Sabor a Cumbia, la admiración de la Orquesta de Cumbia Delio Valdez por la tradición cumbiera.
Es que la tradición (y cuando decimos tradición nos referimos a un conjunto de imágenes, conceptos, toques, estilos, bailes, etc.), en la espontánea manera en la que la Orquesta se apropió de ella, se ubica años luz de distancia de una verdad estructurada, anquilosada, inamovible, invariante… de la repetición esquemática de una fórmula perimida.
Por el contrario, hablando ese idioma encuentra la Orquesta libertad para establecer diálogos, para preguntar y responder entre tambores, para espetar reflexiones desde el saxo y aguardar la conclusiones del trombón.
Porque estimado lector, no le mentimos si le decimos que existe un lugar mágico, una grieta temporal,  donde el pasado y el futuro se funden en un presente vivo, donde el tiempo no transcurre y las musicas son eternas: y alli uno se da el lujo de ver a Landero bailando una colombiana con Jimmy y su combo negro, a Luis Ornelas tocando con Pablo Lezcano en un bailanta, y a los gaiteros de San Jacinto tirando un queeeeeeeeeee... tirando un paso. Y Señores, beber de ese manantial de inspiración, sumergirse en las aguas de la cumbia y dejarse llevar por sus bellos cantos de sirena… tiene entrada libre y gratuita, así que vayan pasando que al fondo hay lugar.
Lo cierto que un dia indeterminado, ya no recordamos cual, la tradición vino a nuestro rescate. Nos dotó de lenguaje y sentido, nos arropo en noches invernales y nos fijó el rumbo por el que transitamos, con nuestro bagaje a cuestas e intercambiando figuritas con el pasado. A veces nos invade la duda acerca de si nuestra forma de entender la cosa resulta vintage (así le gusta decir a los colombianos), un poco en desuso tal vez...
Verá uds. estimado lector, lejos estamos de hallarnos por fuera de las incertidumbre y las cerrazones: el vendaval de incógnitas nos visita a diario y es allí cuando recurrimos a Ud., a su ojo crítico, a su mente astuta, para pedirle su opinión y así sumar reflexiones… que lo que abunda no daña.
Como sabrá alguno de todos Uds. la Orquesta de Cumbia Delio Valdez se está dedicando a la grabación de un primer CD, el cual contendrá  a lo sumo una decena de canciones y dentro de las cuales no podrán faltar aquellas que deleitan al estimado público en las noches de cumbiamba.
Y como seguramente intuirá el astuto lector, dicho disco deberá tener, además del contenido musical, una producción o diseño que necesariamente deberá reflejar lo que esa Orquesta es (o un cachito al menos).
Y es aquí, donde, revisando en el baúl de la tradición, recurriendo a los mayores, a aquellos que hicieron antes y mejor lo que nosotros después y como podemos; hemos encontrado las imágenes que adornan esta nota y que queremos compartir con Uds. para que, quid pro quo, nos devuelva el convite con una respuesta clara y concisa a nuestra Consulta Popular (margen derecho).
La duda que nos convoca, estimado lector (y ahora si entramos en la etapa de franqueza brutal), es si estas provocativas tapas a las que nos tienen acostumbrados  los clásicos Cumbieros, vistas desde el hoy en dia, vistas desde los tiempos que corren, pueden interpretarse como una falta de tacto, respeto, cariño, amabilidad, educación, conocimiento, o loquesea… hacia el sexo femenino.
Nosotros, que hemos mordido del fruto prohibido de la cumbia, que hemos bebido de su vino y eructado sus fragancias, nos hayamos con perplejidad ante esta tradición cumbiera.
Que opina Uds. sobre poner una imagen como las que acompañamos en esta nota como contratapa de un disco LDV?.
Responda la encuesta (no vinculante) en el margen derecho… desde ya, muy agradecidos por su colaboración. 
Y para aquellos que deseen explayarse aguardamos sus comentarios: sociologos, antropologos o gente que que haya meditado el tema con anterioridad aportaran una reflexión sensata. Y seguramente las femmes fatales de la Cumbia C.C. La Maribel, culpables del pecado en el edén tropical,  nos acercaran una opinión sana, prudente y medida al respecto... esperemos que si.

4 comentarios:

el barthes de la cumbia dijo...

el limite entre el buen gusto y la falta de respeto pende de un hilo tan fino como el que muchas de estas señoritas visten. Pero creo que el quid de la cuestión reside en el ojo que observa, desde mi humilde lugar de varón solo puedo mirar estas imagines con sincera admiración y cariño ante la naturalísima belleza femenina. Podré pecar de ingenuo, podrán decirme que mi postura es la de un ciego que se niega a ver muchas de la crueles realidades a las que a día a día se ven expuestas las mujeres en función de su condición como tales. Pero en definitva todo se reduce al que mira, las imagenes en si mismas no significan nada, son las personas las que les adjudicamos el significado. Por eso miremos lo que queramos, pero con amor.

Delio Valdez dijo...

Estimado amigo, sus palabras nos recuerda nuestra humanidad. Sera Barthes el ultimo filosofo cumbiero del amor?. De ser así, esperemos tenga cuerda para rato.

Huambo dijo...

No puedo pensar claro por la falta de un disco de LDV en mi haber, pero creo que mi humilde opinion puede ser pertinente. Culos sobran por todas partes, desde tinelli hasta la hermosa primavera argentina. Yo creo que a la hora de ser artistas, el camino a tomar es el de querer ser artisticamente tan unicos como lo somos personalmente. Ahora bien, su musica se diferencia de muchas otras, que eso se vea en todas partes del disco que esten planeando. Pongan el culo que mas los represente!

Loretana dijo...

el disfrutar del sabor de la cumbia, no se trata de publicar la imagen de cuerpos exuberantes. esa idea realcionada a la cumbia desprestigia el oído de los seguidores...